Big Data Para Directivos

Big Data para directivos

La generación de ingentes cantidades de datos corporativos es algo bastante reciente. Hasta ahora las compañías habían manipulado comparativamente muy poca información; por lo tanto, las decisiones de manejo de Big Data para directivos, es el nivel empresarial necesario para el trabajo actual.

 

El flujo de datos de una empresa trasciende su misión y visión. Nace así la necesidad de organizaciones externas dedicadas a lo concerniente a la Big Data España para el apoyo en el procesamiento. Veamos, por ejemplo, el funcionamiento de una hoja web:

 

  • A la empresa le interesa incrementar las ventas de sus productos o servicios y crea un sitio para promocionarse.

 

  • Asociado a la actividad de la página aparecen unas variables a cargo de la agencia de publicidad y las organizaciones proveedoras de las facilidades de Internet.

 

  • Esas variables, en la mayoría de los casos, resultan desconocidas al propietario del sitio.

Si se unen los efectos esperados con las estadísticas obtenidas, la toma de decisiones se optimiza. De ese modo, las herramientas de análisis web pueden seguir la conducta del cliente desde que abre la página, hasta que la cierra; dónde se enfoca y qué sección le atrae mayormente; en resumen, su interacción con el entorno presentado.

 

En la época en que vivimos, caracterizada por una capacidad de comunicación casi infinita en todas direcciones, la generación de datos (estructurados o no) es ingente y prácticamente imposible de procesar por medios tradicionales. El Big Data nos ayuda con análisis sencillos y presentaciones intuitivas que les permiten tomar decisiones rápidas y rentables para las empresas.

 

La Big Data representa una inmensa cantidad de información (se habla de terabytes, petabytes y hasta exabytes) de orígenes diversos, que aparece a altas velocidades y proviene de una impresionante variedad de fuentes. Entre ellas destacan los registros de las transacciones comerciales y los resultados obtenidos a partir de experimentos científicos montados en lo que se ha denominado el “Internet de las cosas” (IoT – Internet of Things, por sus siglas en inglés).

 

La IoT trabaja con sensores que en tiempo real capturan datos provenientes de personas, animales, máquinas computarizadas, etc. Por ejemplo, alguien presenta síntomas asociados a una hipertensión arterial y el médico le coloca un equipo que monitoriza de manera continua, durante varios días, su tensión y su pulso. Este graba los valores y genera archivos que viajan electrónicamente hasta el ordenador del galeno, quien los analiza y emite un diagnóstico.

 

Por supuesto que no hay límite a lo que toda esta tecnología permite hacer. Así, se pueden colocar sensores de localización en animales que, además, midan sus variables físicas, o dispositivos de GPS en automóviles o incluso aquellos que alerten al conductor sobre la presión de los neumáticos, o también que informen del número de coches que circulan por el centro de una gran ciudad, los tipos de caracteres de un ciberjuego presentes en una esquina y muchos más.

 

Esta información masiva tiene, claro está, diferentes niveles de utilidad, dependiendo del público objetivo hacia quienes se dirija. Entonces, la meta de las empresas será navegar en este océano de datos sin zozobrar, examinarlos atentamente, descubrir los patrones que los rigen y establecer correlaciones entre los mismos que permitan sacarles provecho.

 

La tarea no es fácil, pero por suerte existen mecanismos avanzados de estudio y cada día aparecen nuevas opciones. Asimismo, hay empresas como SmartPanel dedicadas a crear plataformas de interacción sencillas de manejar y que también proporcionan herramientas útiles, en especial a los directivos, para que sus decisiones estén bien soportadas y ofrezcan el menor riesgo posible.

 

Partiendo de esta base, las organizaciones pueden alcanzar ventajas competitivas que resulten en beneficios económicos, como sería el desarrollo de campañas de marketing dirigidas a una necesidad particular y previamente determinada. Las encuestas online, el seguimiento a los clics de los usuarios, los registros de uso de las aplicaciones, la conducta en las redes sociales, etc. se conjugan en el ciberespacio para generar productos y servicios que mejoren la calidad de vida de la gente.

 

Big Data para directivos es una herramienta de creación de valores

 

Conocer el comportamiento del cliente potencial permite diseñar estrategias para mantener su atención y maximizar la posibilidad de lograr el objetivo principal: la venta. Las mismas pasan por exhibir la información, deben buscar su empatía y ofrecer soluciones efectivas. Pero, este proceso, sin los recursos suministrados por la Big Data business intelligence, solo sería intuitivo.

 

Pedir a los administradores que analicen variables no conocidas de su negocio es sacarles de su área de responsabilidad y experticia. SmartPanel, una firma especializada que estudia la interacción de los datos y genera directrices de optimización de resultados, es capaz de utilizar la Big Data para gerentes de productos permitiéndole a usted ampliar los horizontes de sus decisiones corporativas.

 

Nuestro enfoque, desde los inicios de la compañía, ha sido diseñar herramientas y estrategias que cualquier persona sin conocimientos avanzados sobre el tema pueda entender y aprovechar. La idea es que nuestra plataforma de trabajo le lleve a ahorrar tiempo, indudablemente, su recurso más valioso. La gran ventaja de esta tecnología es poder ser útil al líder de toda empresa, con independencia de hacia qué área se encuentre orientada y la información generada se presenta en formatos visuales que se entienden con facilidad.

 

Algunas aplicaciones de la Big Data

 

Poder saber qué busca la gente (alquilar o comprar, casa o apartamento), que zonas prefiere, el perfil esperado de usuarios de un área determinada, que atrae a quién y por qué, etc. son datos analizados por ejemplo por el Big Data inmobiliario, para ofrecer un servicio óptimo en este sector y, por ende, generar mayores ganancias. El análisis predictivo le permitirá detectar las mejores opciones; con lo cual usted podría identificar un inmueble que a futuro cambiará de estatus, sacándole la delantera a la competencia.

 

Por su parte, la gestión de ingresos con Big Data le conducirá a hacer elecciones correctas con la garantía de cometer un mínimo de errores tácticos; además, le lleva a aumentar su rendimiento financiero, reducir los costes operacionales y desarrollar nuevas oportunidades para otros productos o servicios. En consecuencia, usted entrega lo solicitado en el momento preciso, de tal modo que las relaciones comerciales se fortalecen y los clientes satisfechos se fidelizan con su marca.

En cuanto a la  gestión de bancos, ha representado un gran avance a estas instituciones desde diversos puntos de vista; y es así que la inteligencia artificial provee de una clara y abierta ventaja competitiva que permite producir grandes ganancias. Las áreas más beneficiadas serían la oferta de condiciones personalizadas o adaptadas a los requerimientos de cada cliente, la viabilidad de detectar de forma eficiente los fraudes financieros y un efectivo manejo de los riesgos (mejores préstamos para los más responsables).

 

En conclusión, SmartPanel maximiza los recursos de su compañía con independencia de cuál sea el sector de operación al que pertenezca. Con la Big Data para directivos le ayudaremos a añadir valor a su información de manera que satisfaga las expectativas. Contacte con nosotros a través del formulario web o llámenos por el número +34 951 201 197 y con gusto responderemos sus preguntas y le aclararemos cualquier duda.

Big Data para directivos es una herramienta de creación de valores

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies