Aplicaciones Big Data

Aplicaciones Big Data

Las hojas de cálculo han sido durante años el software más popular para el manejo de datos. Así, incluyen entre sus opciones el análisis de numerosas funciones de distintas disciplinas, que permiten realizar grandes evaluaciones con fórmulas sencillas. Pero la magnitud de la información generada actualmente, debido al uso de dispositivos electrónicos conectados a Internet, sobrepasa sus límites y obliga a recurrir a herramientas Big Data en su lugar.

 

Los instrumentos para el tratamiento masivo de datos se desarrollan en un estilo parecido a la intuición humana, ya que poseemos la habilidad de procesar mayor cantidad de información de la que tenemos consciencia. En efecto, podemos tomar decisiones trascendentes, aunque a simple vista parezca que no estamos al tanto de todas las variables involucradas.

 

La capacidad de los ordenadores de encontrar relaciones, dentro de la masa de entradas que les son inyectadas a través del ciberespacio, permite que las fórmulas para analizarlos se amplíen enormemente. En consecuencia, podemos hablar de equipos que actúan como un mecanismo inteligente.

 

Esa misma habilidad facilita el desarrollo de aplicaciones novedosas en los diversos campos de investigación gestionados por el hombre, superando con amplitud a lo existente hasta ahora. Tomemos, por ejemplo, el tráfico de una ciudad en el que el desplazamiento de vehículos se ha regulado por medio de vías de alta y rápida circulación, y de semáforos, cuya función es controlar el flujo en el punto en cuestión.

 

Caso real que ilustra el uso de esta herramienta

 

Caso real Aplicaciones Big Data

 

De esta forma, los sistemas se optimizan mediante el empleo de aparatos que miden el caudal vehicular, visualizan el número de coches en un área, revisan la interacción entre los diferentes tipos de unidades que se desplazan y analizan otras variables. Todo el conjunto se trasmite a un control central equipado con ordenadores, que realizan la simulación del objeto estudiado, y de personas, que consideran los distintos escenarios y toman decisiones coyunturales.

 

Adicionalmente, el sistema podría analizar la densidad de teléfonos inteligentes presentes y su ubicación física para apuntalar el análisis. De este modo, estos equipos se convierten en un factor novedoso a la hora de estudiar el tráfico en las calles.

 

La característica destacada de las aplicaciones Big Data es que tienen que poder manejar una ingente cantidad de datos en tiempo real y adaptarse rápidamente a los cambios para mantener su vigencia. Asimismo, deberían ser capaces de simular el caso en estudio, para efectuar inferencias estadísticas válidas y útiles. La idea es apropiarse del control o lanzar predicciones certeras.

 

El futuro de todos los análisis que puedan realizarse en cualquier organización va a pasar cada vez más por las herramientas de Big Data y de otras que se desarrollen con el objetivo de procesar eficiente e inteligentemente las variables que afecten a la empresa. Entonces, será incluso posible inferir el impacto de los cambios que aún no se hayan producido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies